Principales Características de la Administración

La administración es la disciplina que se encargar de gestionar los recursos, no solo materiales sino también humanos; con el fin de alcanzar los objetivos planteados en una organización, comunidad o grupo. Teniendo en cuenta esta amplia definición, la administración cuenta con las siguientes características:

Características de la administración

Universalidad

Siendo que la administración está presente en cualquier organismo social sensible a la toma de decisiones para conseguir un objetivo; por ello, la administración es aplicable a todo tipo de organización o grupo de personas en pro de un fin. Esto quiere decir que su aplicabilidad es necesariamente universal y que es funcional en todo tipo de organizaciones: empresas, tiendas, universidades, organismos gubernamentales, organismos de seguridad, grupos familiares y mucho más.

Así, la administración se aplica en el manejo de todo tipo de recursos necesarios para el funcionamiento de una entidad, asociación, empresa, compañía, fábrica y más; lo cual es pertinente en todos los organismos creados en el seno de la sociedad.

Unidad Jerárquica

En la administración, existe una estructura jerárquica que permite el funcionamiento del organismo. Cada estructura responde a las necesidades particulares de la organización, pero todos cuenta con ésta.

En cada entidad administrativa, suele haber un ente con mayor jerarquía que se encarga de dirigir y delegar las responsabilidades en los diferentes departamentos o personas, según corresponda. De esta manera, todos los integrantes de la organización se integran en la búsqueda de obtener la meta planteada.

La jerarquía sirve para la toma de decisiones importantes, para diseñador los planes a seguir por el organismo y para tener a quien acudir en caso de necesaria ayuda.

Interdisciplinaria

En la administración, se hace necesaria la aplicación de conceptos e ideas que tienen su origen en otras disciplinas o ciencias como:

  • Psicología
  • Derecho
  • Economía
  • Ingeniería industrial
  • Comunicación social

Según la naturaleza de la organización en donde se aplique la administración, se tomarán aportes de diferentes ramas del conocimiento humano. Esta característica permite garantizar que se aplicarán las estrategias necesarias para la gestión adecuada de los recursos de las organizaciones.

Así mismo, es pertinente apuntar que esta característica tiene una relación estrecha también con la universalidad de la administración y que otras disciplinas pueden llegar a aplicarse en esta, en coherencia con la naturaleza de la organización.

Flexible

Una de las actividades más importantes de la administración es la planificación, y como toda planificación, la que se realiza en el seno de la administración, debe tener flexibilidad. Esta característica implica que, durante la aplicación de estrategias o métodos, se puedan evaluar los resultados totales o parciales y, en caso de que sea necesario, poder realizar ajusten para lograr mejores efectos. Igualmente, si las necesidades de la organización cambian, la administración se puede modificar para responder a los nuevos requerimientos que han surgido.

Así mismo, la flexibilidad de la administración apunta a la posibilidad de ser aplicable en todo tipo de organización, consiguiendo una adaptabilidad propicia para ser útil sin importar el tipo de organización.

Unidad Temporal

La administración es un proceso que se encuentra en constante aplicación mientras la organización social exista; aunque ésta tenga diversidad de fases o incluso si varios procesos de ésta se están llevado a cabo de manera simultánea.

Así mismo, en diversidad de procesos que integran a la administración, se exige el respeto a ciertos periodos; lo que resulta muy importante dentro de una organización, pues le permite realmente poder lograr los objetivos que se han planteado. Así mismo, esto responde a la necesidad que tienen las organizaciones de cumplir con compromisos como: salarios, servicios, elaboración de productos, entregas, planificaciones, ingreso de personal y mucho más.

Especificidad

La administración es bastante amplia, por lo que de alguna manera se suelen parcelar las acciones que la integran y de esta manera delegar las responsabilidades según la experticia. Así, en las organizaciones grandes suelen haber departamentos de finanzas, de recursos humanos, de insumos básicos, de bienes, entre otras. Cada uno de estos departamentos se encarga de la administración desde un punto de vista específico.

Esta característica implica que para que un profesional se encargue de un área administrativa, resulta necesario que tenga conocimientos amplios en esta área.

Instrumental

Por la naturaleza de la administración, que constituye una herramienta intangible para conseguir un fin concreto, tiene carácter instrumental. Constituye entonces un conjunto de acciones en pro de un objetivo.

Multifacética

El ejercicio de la administración exige la aplicación de diversidad de destrezas y facetas, bien sea que la ejerza una persona o un departamento. Entre los roles que necesariamente deben desplegarse destacan:

  • Planificador: ya que es trascendental trazar objetivos, planes, estrategias y filosofías que le faciliten a la organización la evolución y consolidación.
  • Organizador: para delegar las actividades y acciones que se van a aplicar desde la administración para conseguir el objetivo planteado.
  • Director: para orquestar el funcionamiento individual y simultáneo. Así mismo, éste ejerce la autoridad en la administración, que implica que, al momento de tomar decisiones, será quien tenga mayor responsabilidad.
  • Observador: ya que siempre se debe prestar atención a la manera cómo se están llevando a cabo los procesos administrativos.
  • Comunicador: para asegurar la unidad en la organización, se hace necesario crear un ambiente comunicativo propicio, en el que cada sector conozca lo que se hace desde el otro. El que ejerce la administración debe hacerse responsable de la dinámica comunicativa.
  • Motivador: desde la administración, se debe generar de manera constante la motivación para que cada entidad responsable continúe en la realización de sus actividades de manera eficiente. Esto se logra a través del valor y el acompañamiento de parte de quien ejerce la administración.

Cada uno de estos aspectos resulta muy importante, por lo que si uno de estos falla; la administración se verá afectada de alguna manera. Resulta importante comprender que la administración es integral y que cuando un aspecto no funciona, todo el proceso se verá afectado de alguna manera. Por ello, de manera conveniente todo debe ser planificado, controlado y chequeado.

Intangible

Si bien no es posible acercarse a la administración a través de los sentidos de manera concreta; sí es posible evaluarla a través de los resultados que se han obtenido a través de la aplicación de los procesos correspondientes.

La buena administración genera a su vez resultados que no son tangibles también:

  • Consolidación de una organización
  • Buen ambiente de trabajo
  • Motivación al éxito
  • Evolución de la organización

Vinculante

Siendo que en la administración participan diversidad de entes (personas, departamentos, secciones), resulta precisa la vinculación. De esta manera, aunque cada ente actúe de manera independiente, tiene una relación directa o indirecta con el resto de los entes que ejecutan la administración.

Así mismo, el carácter vinculante de la administración se refleja en que la única manera en la que ésta puede tener éxito y alcanzar su objetivo es a través del aporte de cada uno de los integrantes de la administración. Sin embargo, esto no significa que los entes aporten lo mismo que los demás, cada cual debe cumplir el rol que le corresponde dentro de la administración, bien que se considere el más o el menos importante dentro del proceso.

Referencias bibliográficas