Como hacer un reporte de lectura bien hecho

Aprender a como hacer un reporte de lectura es muy importante, pues algo muy común en la educación actual es la elaboración de reportes de lectura como método de estudio y evaluación de los aprendizajes. Hacer esto le sirve al lector para resaltar los aspectos más importantes de lo leído y comprender realmente el contenido. Al igual que funciona para los docentes, como o de evaluación; pues, al solicitar un reporte de lectura, se busca que cada estudiante realice un análisis y le dé al documento una interpretación propia.

Para algunas personas, la realización de un reporte de lectura puede resultar un poco complicada. Es por eso que en este artículo se pretende brindar ayuda, a través de ciertos consejos que se deberían seguir al momento de hacer un informe de este tipo.

Reporte de lectura

¿Qué es un reporte de lectura?

Un reporte de lectura es un informe que se realiza a partir de la información obtenida al leer un libro, artículo, ensayo o cualquier tipo de texto. En éste, se mencionan de forma ordenada los detalles más relevantes del documento leído. Sin embargo, va más allá de un simple resumen, no solo se trata de mencionar los elementos literarios encontrados o de repetir lo que está en el texto; ya que cada lector debe aportar una posición crítica.

Cada persona debe poseer la capacidad de realizar un reporte único, diferente a los demás. En este tipo de informes, no solo se mencionan aspectos que aparecen en el texto, sino que además debe contener argumentos, los cuales serán construidos por cada lector de manera personal; tales como, ¿qué llamó más mi atención?, ¿qué resulta para mí lo más importante?, ¿qué me gustó, qué no y por qué?, entre otras cosas.

Los pasos a seguir para realizar un reporte pertinente son los siguientes:

Leer con atención

Un paso imprescindible para la elaboración de un reporte de lectura es elegir un texto y leerlo de manera muy atenta; es bastante común que este texto ya esté seleccionado si se trata de un entorno académico.

La lectura debe ser un proceso activo y muy consciente; en el que se trate de reconstruir el significado de todo el texto, así como de leer más allá de lo que está expresado de manera explícita. Para lograr hacer esta lectura, conviene aplicar los tres procesos esenciales de la comprensión de textos escritos:

  • Pre-lectura: a través del título y los elementos paratextuales platearse hipótesis acerca del texto.
  • Lectura: realizar la lectura propiamente dicha, aplicando estrategias de lectura como: inferencia, verificación de hipótesis, planteamiento de preguntas y más.
  • Post-lectura: verificar si las hipótesis planteadas en un principio fueron validadas o no y de qué manera; tratar de traer al pensamiento las ideas más importantes del texto.

Mientras se lee, se resaltan las palabras desconocidas; de este modo, se podrán investigar dichos términos para darle más sentido a lo que se está leyendo. A partir de ahí, será mucho más sencillo entender el mensaje del texto.

También resulta conveniente hacer acotaciones en relación al texto. Estas ayudarán en gran medida para la realización del reporte.

Investigar sobre el texto

Resulta muy provechoso conocer sobre la obra o el documento que se va a leer, investigar quién lo escribió, en qué año fue publicado, qué tan importante es en el área de estudio que se encuentre, si ganó algún premio, las críticas que ha recibido, etc. Esto, con el objetivo de tener una idea más clara de lo que se está leyendo, para que al momento de realizar el reporte de lectura, este contenga información veraz.

Resaltar las ideas principales

Al saber el significado de todas las palabras contenidas en el texto y de tener una idea clara de su contenido, se debe releer; pero ahora subrayando las ideas principales. Es decir, hay que realizar un resumen, prestando mucha atención a los personajes, los objetivos del texto, ubicación, la trama del texto y tomar nota tanto de lo que más nos gusta como de lo que no, pues esto nos ayudará a escribir nuestros propios argumentos y consideraciones del texto.

También es importante destacar que según el tipo de texto se hacen lecturas diferentes. Por lo que se debe tener claro a que texto nos estamos enfrentando: un reportaje, una investigación científica, un cuento, un ensayo u otro. El tipo de texto determina a qué le prestaremos más atención durante la lectura y a lo largo del reporte. Si es un texto literario se pone mayor interés en la forma artística, pero si es un artículo de investigación a los objetivos y a los resultados.

Argumentos y consideraciones

Después de leer el libro, tomar notas, saber qué fue lo más interesante y lo menos relevante. Seguidamente, se procede a considerar eso que causó mayor interés y tratar de explicar por qué resulta importante en el texto.

La mejor forma de explicar las consideraciones del texto es hacerlo de manera ordenada, por lo que es importante ir anotando todo a medida que se va leyendo. De este modo, no se perderá el hilo de la explicación y el reporte no perderá sentido.

Para realizar una adecuada argumentación resulta importante conocer el ámbito en el que fue escrito el texto, tener conocimientos acerca del tema o de la disciplina, en relación a la obra del autor, entre otros. Por ello resulta importante la investigación.

Organizar las ideas

No solo se trata de escribir en un papel lo que se ha leído y criticarlo como se nos antoja. Al momento de redactar un reporte de lectura, se debe tener organización de las ideas; tanto del autor como las del lector, de forma coherente, yendo de lo más general a lo más específico.

Además, como ya se ha mencionado antes, las ideas personales de cada lector deben ser argumentadas, en el reporte se espera leer con claridad lo que piensa el lector sobre el texto y por qué lo piensa.

Para organizar las ideas se pueden aplicar ciertas estrategias como mapas conceptuales, mapas mentales, esquemas u otro que sea de preferencia del autor del reporte.

Estructurar el reporte

Como todo trabajo escrito, un reporte de lectura bien hecho posee una estructura, lo que le brinda organización, además de una excelente presentación. En este sentido, cuando ya se tienen subrayadas las ideas principales del texto, después de escribir y argumentar las opiniones sobre la lectura, cuando ya se ha realizado cada paso antes mencionado, a continuación se debe estructurar el reporte de lectura. Este debe contar con:

Portada

En esta sección se debe presentar el título del texto, el autor y su fecha de publicación (con el año es suficiente).

Párrafo introductorio

Se hace mención del tema principal o del asunto tratado en el texto.

Ideas principales del texto

Aquí se toma en cuenta el tipo de texto para saber encontrar las ideas principales. Si el texto es un libro narrativo literario, se debe considerar:

    1. Tipo de narración.
    2. Personajes principales.
    3. Personajes secundarios.
    4. Ubicación de la trama.
    5. Trama.

Resumen

Este no debe ser muy extenso, se espera una síntesis del tema central; construido a partir de las ideas principales del texto.

Opiniones personales y argumentaciones

Como ya se mencionó antes, al momento de redactar las ideas personales, se deben considerar los aspectos que más llamaron nuestra atención, de forma positiva y negativa; para así, explicar de una manera coherente, el por qué de nuestra opinión.

Conclusión

Para la correcta redacción de este párrafo, se debe hacer un cierre de la lectura, desarrollando al mismo tiempo la opinión general del lector sobre el texto. En esta parte del reporte, se indican las impresiones, los aprendizajes y esos aspectos que no quedaron muy claros tras haber realizado la lectura.

Igualmente, resulta importante tener en cuenta que, si este reporte se realiza en el marco académico, algunos profesores indican las pautas para la realización del texto. Resulta conveniente tomar en cuenta estas pautas para cumplir con los objetivos de la evaluación.

Recursos interesantes